El Ayuntamiento ha finalizado la nueva sede de la Unidad de Protección y Acompañamiento (UPAL) d ela Policía Local en Tamaraceite

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha entregado, tras finalizar las obras, a la Policía Local la nueva sede para la Unidad de Protección y Acompañamiento Local (UPAL), el grupo especializado que desde 2017 atiende sobre todo a víctimas de violencia de género, personas sin hogar o menores en riesgo de exclusión.

Esta unidad especializada de la Policía Local cuenta a partir de ahora con un espacio específico en Tamaraceite, que permitirá un mayor anonimato y seguridad para poder dar respuesta a estos casos. El área municipal de Urbanismo dio por finalizada la semana pasada la obra que comenzó el pasado verano.

Los agentes de la UPAL han estado desarrollando su labor policial de manera provisional en un local anexo a la Casa de la Mujer, ubicada en Escaleritas, donde permanecerán varios días más hasta que se amueble y adapte la nueva sede a sus necesidades específicas.

Esta nueva sede ha sido construida en los bajos del edificio de las 72 viviendas del ARRU de Tamaraceite, entre las calles Gutiérrez Mellado, Pintor Pepe Dámaso y Escultor Tony Gallardo, con entrada diferenciada del resto del edificio y un acceso directo desde el garaje del sótano.

Las nuevas dependencias ocupan una superficie de 390 metros cuadrados, aunque en total dispone de más de 1.000 metros cuadrados útiles, destinados a accesos, aseos de uso público y espacios comunes de la totalidad del local.

Habrá tres áreas: para la atención de las víctimas, para el funcionamiento interno y para los detenidos. El área de atención a las víctimas y acompañantes, junto al acceso a la calles Escultor Tony Gallardo, comprende un espacio diáfano de recepción y sala de espera, sala para la presencia y atención de menores, cuatro salas para entrevistas y atención psicológica, una sala de reuniones y un baño adaptado,

El área técnica dispone de tres despachos de dirección y de personal, aseos, vestuarios, armeros, cuarto de instalaciones y office.

El área con presencia de detenidos cuenta con acceso diferenciado desde el garaje para dos vehículos. Dispone de un despacho, un aseo adaptado y dos celdas.

La UPAL se creó con un equipo de diez policías para poder realizar de forma más especializada la atención a colectivos socialmente vulnerables. Desde entonces, la actividad de la Policía Local en materia de violencia de género ha dejado de estar limitada únicamente a la detención del presunto agresor, ocupándose también de ofrecer una atención integral a la víctima, tanto en el lugar de los hechos como en su traslado a un centro sanitario y a las dependencias policiales.

Desde su entrada en funcionamiento, en septiembre de 2017, estos agentes de la UPAL han atendido un total de 1.160 intervenciones, 291 de ellas de mujeres que denunciaron ser víctimas de violencia de género, además de otras 23 personas víctimas de otros tipos de violencia en el ámbito familiar.

En materia de menores, los agentes de la UPAL en estos 20 meses han atendido a 351 servicios, prestando especial atención al absentismo escolar, interviniendo hasta en 87 casos de menores que por distintos motivos no estaban acudiendo al colegio o el instituto a pesar de encontrarse en edad de hacerlo.

También en materia de menores, la Policía Local, a través de la UPAL, ha iniciado recientemente un plan de inspecciones a locales de apuestas externas y otras actividades donde solo se permite el acceso a mayores de 18 años. En los últimos meses, la UPAL ha realizado un total de 39 inspecciones, de las cuales 6 personas han sido denunciadas por permitir el acceso o la participación de menores. La última denuncia se interpuso al propietario de un establecimiento en la calle Luis Morote, tras detectar los agentes a nueve menores fumando de unashisha en el interior.

Finalmente, también estos policías desarrollan su actividad con personas de avanzada edad que padecen enfermedades mentales y se encuentran en situación de riesgo, colaborando con la autoridad judicial y ayudando a un total de 86 personas en estos meses que, bien por abandono familiar o por no disponer de los medios necesarios, se encontraba en situación de desprotección o riesgo para su propia vida.

En el caso de la violencia de género, los policías de la UPAL realizan un seguimiento, prevención y acompañamiento de las mujeres víctimas de esta violencia que se tengan asignadas en base al acuerdo de colaboración entre el Ayuntamiento y el Ministerio del Interior. Además, son los encargados de investigar los casos de violencia de género detectados por los servicios sociales o la Concejalía de Igualdad del Ayuntamiento, siempre en colaboración con la Policía Nacional. Estos agentes de la UPAL ofrecen una intervención especializada a las víctimas de violencia de género garantizando mayor sensibilidad, atención y eficacia a la protección y acompañamiento de las afectadas, y evitando actuaciones que supongan un incremento de la victimización.

_______________________________________________________________________________________________________________

Gabinete de Información y Comunicación de la Policía Local